BALANCEO

El balanceo es equilibrar las fuerzas centrífugas que actúan sobre las áreas pesadas cuando la llanta está girando. Esto eliminará el rebote vertical y vibraciones laterales.

En un balanceo se revisa la presión de aire, se retiran los plomos o contrapesos, se coloca en la balanceadora, se ingresan los valores de la llanta y una vez trabajadas en la balanceadora se indican los valores para colocar los nuevos plomos. Dependiendo del diseño del rin algunas ruedas se ven imposibilitadas de balancear dinámicamente ya que se requiere colocar contrapesos en ambas caras de la rueda.

El balanceo se debe de revisar periódicamente ya que la suspensión y dirección del automóvil constantemente tienen desgaste por el tipo de caminos con baches y vados que afectan los componentes de la suspensión y dirección, provocando desajustes o desgastes ocasionando que la alineación del auto se salga de la especificación.

El balaceo de las llantas es muy importante ya que del balanceo exacto depende la vida y durabilidad de tus llantas, además de evitar vibraciones en el volante a velocidades superiores a los 60 Km. por hora.

Algunos de los problemas que puede presentar un desajuste en el balanceo son:

1.- Que el auto pierda estabilidad a altas velocidades.

2.- Que el auto se sienta forzado a la hora de girar.

3.- Que comience a desgastar de forma anormalmente las llantas.

Se recomienda realizar el servicio de Balanceo cada 10,000 Kms (1 vez mínimo al año). Dependiendo del uso que se le dé al vehículo.

MEINEKE te ofrece el Servicio de Alineación de acuerdo a tus necesidades.